Los exportadores argentinos fueron excluidos desde el pasado viernes de la obligación de ingresar sus dólares en un plazo de dos semanas después de la concreción de sus operaciones, como parte de la reforma del esquema cambiario que está llevando adelante el nuevo gobierno del país, dijeron operadores.